Agrandar imagen | Ver tamaño original
Generalmente, el caucho no se considera un material de construcción convencional, al menos no en la misma medida que materiales como la madera, el concreto o el vidrio. Sin embargo, el caucho se utiliza comúnmente en interiores para fabricar pisos de extraordinario color o brillo, e inesperadamente, en fachadas exteriores con aspectos únicos o efectos de tapicería. Estas funciones están motivadas por cualidades única como la suavidad, elasticidad, durabilidad y la consistencia de su color. El caucho fue creado originalmente a partir de la savia de látex de los árboles de caucho, generando una sustancia elástica naturalmente fuerte. Más tarde, se descubrió que podía reproducirse sintéticamente a través de una combinación de productos químicos con efectos casi idénticos. Dependiendo del uso y las cualidades esperadas del material, las empresas modernas también han introducido cargas minerales, pigmentos naturales y aceleradores de vulcanización durante el proceso de producción del caucho. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir