Agrandar imagen | Ver tamaño original
En 1900, el Dr. José Ignacio Capetillo junto a su esposa María de la Luz Servín, compraron al Arzobispo Eulogio Gregorio Gillow el terreno ubicado en General Prim 32. Sobre este terreno, la familia Capetillo y Servín inició la construcción de un edificio de departamentos que fue encargado al arquitecto Manuel Gorozpe, quien lo diseñó con el estilo ecléctico característico de la época y finalizó su construcción en 1906.  El Señor Capetillo junto con su esposa, fueron de las primeras familias pertenecientes a la burguesía porfiriana que invirtieron en la construcción de departamentos en la Colonia Juárez. El edificio conserva en la fachada principal una placa que hace referencia al material de cantería proveniente de la Hacienda de la Encarnación, propiedad de la señora María de la Luz Servín. El ingreso con no. 32 correspondía a la entrada general del inmueble y el no. 34 a un departamento independiente que durante los primeros años de ocupación del edificio fue habitado por el hijo mayor de la familia, Ignacio Capetillo y Servín, reconocido arquitecto del Siglo XX. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir