Agrandar imagen | Ver tamaño original
Tabarca es la isla habitada más pequeña del Mediterráneo, con apenas 30 ha de superficie. Aunque ha sido visitada desde la antigüedad, el origen de su ocupación y de su trama urbana se sitúa en el siglo XVIII, cuando se construyó en ella una ciudad fortificada con fines militares. El objetivo del proyecto es integrarse de la manera más respetuosa posible en el contexto, respetando las volumetrías establecidas por el planeamiento sin alterar el carácter arquitectónico y paisajístico de la zona, calificada como Conjunto Histórico-Artístico. La construcción del hotel puede significar también una nueva sensibilidad hacia el delicado contexto tanto urbano como paisajístico de esta isla, provocando un impacto positivo en el cambio de modelo turístico hacia un escenario menos masificado. Tratamos, por tanto, de dar respuesta tipológica a ese nuevo uso del alojamiento temporal colectivo, esa especie de casa más grande y más pública. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir