Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta es una casa de verano que en todo momento privilegia la luz del sol, desde el desayuno en la terraza orientada al este hasta la cena en el espacio central al aire libre. La casa está cuidadosamente diseñada para abrir sus vistas a la naturaleza circundante mientras protege la privacidad de los propietarios. Tres volúmenes de la casa enmarcan la gran terraza que da a todas las habitaciones, uno es el edificio principal, otro la sección juvenil y por último la casa de huéspedes. La gran terraza central de madera se orienta hacia el sol y tiene una isla de vegetación en el centro con árboles y plantas. Una escalera exterior conduce a una terraza de observación en el techo donde se puede ver el mar y tomar los últimos rayos de sol de la tarde. Esta es una versión moderna de la tradicional casa de verano escandinava. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir