Agrandar imagen | Ver tamaño original
La Casa Taller se dispone en un terreno plano, rectangular pero no regular y pertenece a una de las artistas plásticas más reconocidas de Yucatán. La obra de esta artista se caracteriza por ser, según sus palabras, “divinamente chueca”. La imperfección y la espontaneidad son una característica que pone de manifiesto la despreocupación de la artista por el detalle pero que también pone en evidencia la fuerza y la sensibilidad de su trabajo. La Casa Taller pretende expresar estas mismas características en su fisionomía y en su tratamiento formal. La casa tiene una expresión absolutamente cerrada al exterior que consiste en una serie de “cajas” que se ensamblan generando una volumetría que juega con la esquina en la que se dispone, y que nunca revela su contenido. El interior se ilumina y ventila a través de patios generando una atmósfera absolutamente fluida y transparente. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir