Agrandar imagen | Ver tamaño original
En una calle tranquila de la Roma Norte, sobre la azotea de una casa de los años 40’s, construimos una estructura ligera, de acero con madera, para habitar un nuevo espacio y captar la lluvia. Un estudio para un joven cineasta, que decidió comprar una pre-existencia para remodelarla y vivirla. El proyecto es un primer paso lógico, estratégico, para activar nuevos lugares y para hacer viable económicamente la remodelación integral; una pequeña obra austera, cálida y veloz, que permitiera rentar una célula independiente, en poco tiempo recuperar la inversión y generar fondos para mejorar el resto de la casa. Todo está diseñado en módulos. La estructura principal forma un rectángulo a partir de 8 columnas separadas entre sí 3.6m y replicadas cada 2.4m. Pequeñas vigas de acero delimitan el perímetro y tablones de madera puestos de canto a cada 30 centímetros soportan una cubierta ligera. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir