Agrandar imagen | Ver tamaño original
Los scooters, monopatines o patinetes eléctricos representan una oportunidad significativa para reducir las emisiones de carbono asociadas al transporte, permitiendo completar los tramos de “los primeros y últimos kilómetros” que las personas suelen realizar en automóvil para efectuar conexiones con medios de transporte públicos en ciertos viajes urbanos. Según un reciente informe del Institute for Transportation & Development Policy (ITDP), una organización no gubernamental sin fines de lucro que se enfoca en potenciar los sistemas de tránsito eficientes, la “micromovilidad eléctrica” –definida como los medios de transporte de baja velocidad, pequeños y ligeros que funcionan con energía eléctrica y son típicamente utilizados en viajes de corta distancia- tiene un enorme potencial para mejorar los sistemas de transporte urbano y generar ciudades más sostenibles. Los recientes avances tecnológicos y la rápida adopción de los sistemas de transporte eléctrico compartido –bicicletas eléctricas, monopatines eléctricos y e-scooters rentados por empresas públicas o privadas- han generado que las personas comiencen a reemplazar el uso del automóvil en trayectos de corta distancia. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir