Agrandar imagen | Ver tamaño original
Dos forjados cusen las casas de can Man y can Central en Sant Esteve d’en Bas. La primera es la residencia vacacional de dos familias que disponen de una planta cada una. La segunda representa la oportunidad de ampliar el espacio doméstico, dotándolo de estancias más conectadas al aire libre. Las dos crujías de can Central corresponden a la casa originaria y a un patio progresivamente colmatado. Se impone el vaciado de esta segunda para revertir el deterioro de las condiciones de habitabilidad. El espacio liberado entre ambas casas se forja parcialmente con tres niveles de terrazas. Por un extremo se abren a sudoeste escalonadamente, por el otro se separan de la fachada para dejar un patio de acceso. El conjunto terrazas-patio es el dispositivo que garantiza iluminación natural y ventilación cruzada de can Central, mejorando a su vez la de can Man. Unos cerramientos plegables permiten transformarlas en porche o galería en función de la época del año. Son piezas polivalentes que constituyen ahora el centro de gravedad de cada una de las viviendas. La terraza superior es compartida y dispone de dos accesos independientes. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir