Agrandar imagen | Ver tamaño original
Las preocupaciones por la higiene, durabilidad y salubridad de los espacios interiores han aumentado considerablemente durante los últimos años, extremando las consideraciones en proyectos hospitalarios y relacionados con la salud. En consecuencia, la elección de los materiales se vuelve esencial desde la concepción de cada proyecto, garantizando que cada espacio presente un desempeño eficaz en todas las áreas, desde la resistencia y la seguridad hasta el confort ambiental y la estética.En particular, los recintos en hospitales y centros de salud deben regirse por una serie de pautas y dimensiones predeterminadas, que responden a los tamaños estandarizados de los distintos equipamientos y a las necesidades de cada procedimiento médico. Dentro del marco robusto de los muros estructurales, los tabiques –esenciales para subdividir el espacio– deben ser especialmente resistentes a impactos, al fuego y a la humedad, además de resolver efectivamente la acústica entre recintos y al interior de cada uno de ellos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir