Agrandar imagen | Ver tamaño original
Las oficinas de arquitectura han estado en el ejercicio de profundizar en cuestionarse sobre la proyección al futuro que replantea la coyuntura tras el confinamiento y las nuevas dinámicas de cómo se vive la ciudad y el territorio. En esta ocasión, ruta4 taller de Pereira, Colombia nos presentan su mirada sobre cómo se ejerce la profesión en el país y su replanteamiento hacia una práctica mas participativa por el beneficio de los usuarios de las comunidades. El taller de arquitectura pereirano ha expuesto ejemplares de arquitectura colaborativa como el taller de Urbanautas o la Casa Ensamble Chacarrá entre otros proyectos con los cuales han demostrado en experiencia que la arquitectura empática es una viabilidad acertada. La ruta que abordamos inicia desde la comunidad, entendemos esta entidad como un grupo de personas con habilidades particulares  que deciden juntarse por un objetivo común, ya sea en un barrio, en una plaza, en una calle  o en la web. Comprendemos que somos parte de un ecosistema variable afectado de forma cíclica por crisis sociales, económicas y biológicas que permean nuestro quehacer profesional. Nos hemos hecho preguntas y hemos ejecutado acciones que han resultado en estrategias variadas donde la  arquitectura es un dispositivo simbólico de participación. Le hemos dado valor a la mirada que tienen de los territorios quienes los habitan y así entablamos de forma sensible un diálogo en el que concertamos decisiones para salvaguardar las manifestaciones culturales de cada contexto. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir