Agrandar imagen | Ver tamaño original
Las medidas restrictivas y de aislamiento tomadas por diversos países del mundo para hacer frente al COVID-19 no sólo han alterado los aspectos sociales de nuestras ciudades. El hábito de visitar museos y exposiciones también tuvo que ser interrumpido y, aunque la experiencia de estar físicamente frente a una obra representa una oportunidad irreemplazable para involucrarnos más profundamente con los artistas, la posibilidad de visitar tanto las colecciones como los edificios culturales que las contienen de manera virtual nos permite llenar el tiempo de ocio en nuestra nueva vida cotidiana. Las visitas online también son relevantes en cuanto posibilitan el acceso al arte y la cultura de una manera más amplia y fácil. También pueden ser un estímulo para aquellos que no están acostumbrados a este tipo de actividad, de manera que despierten nuevos intereses y, tras el período de confinamiento, habiliten una participación activa de más ciudadanos en los circuitos artísticos y culturales de las ciudades. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir