Agrandar imagen | Ver tamaño original
Se interviene en una casa-palacio de 1778 transformándola en un Centro Cultural del siglo XXI con un amplio programa que incluye salas de exposiciones y un auditorio. Desde el principio se entendió esta pre-existencia como un espacio, prácticamente, urbano que ha sufrido transformaciones de todo tipo a lo largo del tiempo. Así pues, se partía de una mezcla de materialidad y espacio ya descontextualizados tanto con su propia tipología como con el resto de la ciudad. Se decide utilizar las pre-existencias, materiales y espaciales, con una nueva lectura basada en relacionarse con la primera crujía del recinto (zona noble de la casa y espacio mejor conservado), en la que se recupera el patio principal, y aprovechar el resto de espacios libres, alejados de la primera crujía, con una interpretación más abierta, para introducir las piezas necesarias que terminan de completar el programa. De este modo, lo reminiscente actúa como soporte de una nueva intervención que, aunque aporta un programa nuevo, permite interpretarlo y ponerlo en valor, añadiendo una capa (sustrato) más a la historia de la casa-palacio. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir