Agrandar imagen | Ver tamaño original
La extensión de la habitación individual está diseñada como un espacio flexible que permitirá al cliente disfrutar de su tranquilo jardín durante todo el año. Situado en el lado de Uley Bury, un fuerte de la colina de la Edad de Hierro y un monumento antiguo, el sitio también se encuentra dentro de un área de conservación y un Área de Destacada Belleza Natural. La característica clave del diseño de esta pequeña extensión de una casa de campo del siglo XVII en los montes Cotswolds, son sus paredes de cristal que pueden desaparecer por completo detrás de tres librerías de madera. Las estanterías también forman la estructura vertical del edificio, soportando un techo verde en voladizo. Este diseño permite que las paredes del edificio desaparezcan por completo, creando una surrealista sala de estar al aire libre. La esquina del techo sin soporte permite que el espacio se abra por completo hacia el jardín, que se ha transformado en una serie de terrazas ajardinadas, mientras que las estanterías enmarcan las vistas a través del valle hacia las colinas de más allá. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir