Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto nació de la necesidad de ampliar la escuela, y el deseo de la comunidad de permanecer en la dirección actual. Así, las aulas dejaron de ser espacios adaptados de una antigua residencia y pasaron a ser instalaciones adecuadas: salas hexagonales, siguiendo la aspiración del cuerpo pedagógico de una arquitectura antroposófica. De acuerdo con el pensamiento de Rudolf Steiner, se deben evitar los ángulos rectos, no así, los ambientes con formas más orgánicas - que serían más acogedores para los estudiantes. De ahí la opción de aulas con formas hexagonales y techos inclinados. Otro aspecto importante del proyecto es su modularidad y su ampliación en fases posteriores, para acompañar el crecimiento de la escuela (que en febrero de 2019 alcanzó el 3º año de la escuela primaria brasileña). Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir