Agrandar imagen | Ver tamaño original
Este artículo fue originalmente publicado en Common Edge. Desde el brote de COVID-19, yo, como la mayor parte del mundo, he pasado los últimos meses en cuarentena en casa, perturbado e inseguro acerca de las ramificaciones de todo esto. Les ahorraré mis predicciones para el futuro pospandémico de la ciudad africana (actualmente no hay escasez de ellas), pero en cambio, quiero ofrecer algunas observaciones sobre nuestra situación actual. Como africano, mi perspectiva es única en nuestro continente y universal para todos. Después de todo, es una pandemia mundial. Durante varias semanas, las ciudades fantasma se convirtieron en la nueva normalidad en África, ya que las autoridades municipales aplicaron estrictas políticas de cierre en respuesta a la escalada de la pandemia. Hoy en día, casi todas las ciudades importantes del continente todavía se encuentran bajo algún tipo de bloqueo o están saliendo gradualmente. Como resultado, hay mucha especulación sobre cómo serán nuestras ciudades en una era post-Covid. Muchos creen que habrá un cambio significativo en la planificación, el diseño y el funcionamiento de las ciudades, a medida que las autoridades busquen adaptarse a los efectos más perturbadores de la pandemia. No comparto completamente esta opinión. Creo que predecir el futuro de una ciudad pospandémica, mientras se encuentra en medio de una pandemia, es problemático en el mejor de los casos. También sé por la historia que las pandemias, incluso las más mortales, eventualmente terminan algún día. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir