Agrandar imagen | Ver tamaño original
En este proyecto, los arquitectos fueron contactados por uno de los principales fabricantes y proveedores de losas y adoquines prefabricados de hormigón. La empresa es una filial de un conocido grupo de constructores. El cliente, con todo el espíritu de ser una empresa de tecnología verde, requirió un diseño pertinente a su filosofía. Tendría que haber una historia subyacente y pertinente para el proyecto: el reciclaje sería el concepto principal en la historia del proyecto y el contenedor era una opción obvia. La versatilidad y la capacidad de transformación en cuanto al espacio construido fue algo que impulsó la intención arquitectónica. Partiendo del concepto de espacio de trabajo compacto dentro de una cultura que mezcla desprendimiento, sostenibilidad, menor generación de residuos, reciclaje y ejerciendo un freno al consumismo intensificado, los contenedores continúan con la idea de un mini refugio donde los usuarios tienen todas las ventajas: Comodidad y tecnología en un espacio reducido. Se decidió, por tanto, reciclar 4 contenedores de segunda mano y transformarlos en un espacio compacto de 140 metros cuadrados con puestos de trabajo, centro de experiencias, cafetería y despensa, terraza al aire libre y un conjunto de baños. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir