Agrandar imagen | Ver tamaño original
El espacio público siempre ha sido una prioridad en el programa de planificación urbana de todas las ciudades y, dado el contexto mundial actual, estos espacios urbanos han surgido como elementos clave de las ciudades y los barrios. Las plazas y los parques, necesidades innegables del tejido urbano, se han vuelto hoy, más vitales que nunca. Estos espacios no sólo tienen un impacto positivo en la salud, sino que también generan lugares recreativos para hacer ejercicio, jugar, conocer a otras personas y socializar. Además, los espacios públicos y abiertos de calidad son esenciales para generar conexiones humanas con el vecindario. El hecho de disponer de un espacio abierto para disfrutar estimula el sentido de comunidad y de pertenencia al propio entorno inmediato, al tiempo que crea efectos psicológicos positivos al establecer relaciones entre los miembros de la comunidad. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir