Agrandar imagen | Ver tamaño original
Restos de un pasado socialista, la arquitectura monumental y los espacios urbanos de gran escala construidos por el Bloque del Este en Europa constituyen, al día de hoy, un legado desafiante que se encuentra desarticulado a los entornos y los valores contemporáneos. Aunque contrastante y cargada de ideología, esta arquitectura ha comenzado a reconciliarse con sus entornos a través de procesos de reutilización adaptativa, renovación, o a través de su recontextualización como patrimonio arquitectónico. Al (re)introducir la escala humana en estos proyectos de arquitectura monumental y en los espacios públicos, estas entidades están siendo reapropiadas, volviendo a formar parte de la vida urbana y cultural de las ciudades. Reapropiación de la arquitectura La descuidada condición de muchos de los proyectos arquitectónicos e intervenciones urbanas de la era socialista es el resultado de varios factores, como la segmentación de la opinión pública en torno a cómo actuar o los costos de las intervenciones, ya sea para eliminarlas definitivamente o para adaptarlas a un nuevo uso. De hecho, las iniciativas para remodelar los espacios urbanos soviéticos son bastante escasas. Menos frecuentes aún son los proyectos para restaurar los colosales monumentos arquitectónicos. La escala de las intervenciones suele desalentar todo intento de reapropiación, pues la reestructuración de esos espacios requiere una visión integral y coordinada, sumada a un gran esfuerzo económico. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir