Agrandar imagen | Ver tamaño original
El apartamento de 60 metros cuadrados, diseñado para una pareja joven, está compuesto básicamente por un solo volumen de madera “Pau Ferro” que alberga casi todas las áreas funcionales del apartamento, sectorizando los espacios y organizando las circulaciones. El dormitorio puede quedar oculto o revelado por la cortina, que tiene la función de separar los espacios privados y sociales de forma no rígida, lo que puede suceder según las necesidades y ocasiones. Fuera del volumen de madera, tenemos la cocina, comedor y sala de estar. El piso de todo el departamento está pintado con epoxi amarillo. La cocina está hecha de acero inoxidable pintado en color vino y la pared detrás de la encimera está revestida con azulejos decorativos. Porque contamos con un extenso programa dentro de un espacio reducido, buscamos la máxima optimización de espacios diseñando prácticamente todo el mobiliario del apartamento: sofá, mesa de comedor, veladores y cabecero. Incluso el espacio para el perro se incluyó en el proyecto de carpintería. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir