La fascinación y repulsión por la estética del abandono

La fascinación y repulsión por la estética del abandono
La fascinación y repulsión por la estética del abandono - Imagen 1 de 9
Foto © Romain Veillon

Las manos sostienen el peso de todo el cuerpo, sintiendo la rugosa textura de la argamasa sin revocar sobre su delgada membrana. Incluso con todo el cuerpo estirado contra la pared, aún no era posible ver lo que había detrás. El sudor, en una mezcla de adrenalina y calor, corría entre las sienes, indicando el movimiento para un último esfuerzo, un último impulso ante la inminente caída que, por unos segundos, le permitió superar la última fila. El campo de visión se abrió a un mundo fragmentado, desconectado y extrañamente libre. Una potencia urbana que se dejó estrangular por el soplo de la vegetación tropical mientras se consumía en el abandono en medio de una ciudad activa y dinámica.

La fascinación y repulsión por la estética del abandono - Imagen 5 de 9La fascinación y repulsión por la estética del abandono - Imagen 4 de 9La fascinación y repulsión por la estética del abandono - Imagen 8 de 9La fascinación y repulsión por la estética del abandono - Imagen 9 de 9+ 9

La fascinación y repulsión por la estética del abandono - Imagen 8 de 9
Foto © Romain Veillon

Al otro lado de este muro se encuentra la peculiar atmósfera de la ruina contemporánea, un espacio en constante proceso que celebra lo efímero y declara la extraña belleza de lo perecedero. Como resultado de la acumulación de pisos, paredes, tiempos e historias, los edificios abandonados presentan una nueva forma que tiene un significado e inteligibilidad propios, estimulando diferentes sensaciones y subvirtiendo convenciones estéticas e incluso funcionales. Sus estructuras están marcadas por el vacío de un tiempo que existió allí, donde la naturaleza implacable toma su lugar en medio de los escombros que una vez fue llamado hogar.

La fascinación y repulsión por la estética del abandono - Imagen 7 de 9
Foto © Romain Veillon

El esfuerzo por asomarse por las rendijas, por saltar muros, así como las series fotográficas y pinturas que retratan espacios abandonados, las películas de ficción que tienen como telón de fondo lugares olvidados y destruidos, o el morbo que sentimos al ver edificios abandonados y destruidos a causa de catástrofes y guerras, son algunas señales que indican la maravilla que nos traen tales estructuras.

En el límite entre lo extraño y lo familiar, buscamos huellas en los abandonos que remitan a antiguos usos y apropiaciones, animándonos a ejercitar nuestra imaginación y reconstruir posibles escenarios del pasado. En un conjunto arquitectónico destrozado por el tiempo, como restos fragmentados de un todo, sus pedazos de paredes, ventanas, pisos, indican algo extraño, pero familiar, similar al concepto abordado por el historiador y crítico de arquitectura Anthony Vidler, quien entiende lo "extrañamente familiar" como metáfora del cuerpo humano en fragmentos, sacando a relucir el lado aterrador de lo sublime, el miedo a ser privado del rigor físico.

La estética del abandono, al cuestionar la integridad de la materia, saca a relucir nuestra propia fragilidad y efímera, recordándonos el buen fin de todo, haciendo al hombre, al mismo tiempo, espejo y extrañeza en su propio abandono. El descanso abandonado, como espectáculo de la finitud en medio de la cotidianidad urbana, puede por tanto llevar el peso mismo de la existencia, el énfasis de la degradación en el mundo real. Lejos de la concepción platónica de la belleza y la eternidad, los escombros encarnan lo informe, devolviéndonos al abismo existencial del mundo en ruinas.

La fascinación y repulsión por la estética del abandono - Imagen 6 de 9
Foto © Romain Veillon

Según Peter Eisenman, en la deformidad del abandono, "lo bello en lo feo y lo feo en lo bello" son explorados simultáneamente, asemejándose a la imagen de lo grotesco –una forma compleja de belleza que incluye características antes llamadas feas–, la "idea de lo deforme y de lo supuestamente antinatural". Lo grotesco que, desde la antigüedad hasta nuestros días, siempre ha estado presente en la cultura, pero mantenido en una suerte de subclase del arte por estar en desarmonía con esta "metafísica de lo bello", construida hasta la Edad Media y difundida como estética artística desde el Renacimiento.

La "belleza artística" se asoció con la proporción, la armonía, la simetría, la forma, la perfección, el bien y la verdad. Los espacios abandonados, a su vez, pueden definirse por la negación de todas estas características, en una estética de oposición que retrata la decadencia, la deformidad, la fragmentación y la imperfección. Sin embargo, a pesar de estar fuera de los conceptos tradicionales de belleza, estos espacios nos fascinan con una belleza grotesca que nos invita a enfrentarnos al mundo real.

La fascinación y repulsión por la estética del abandono - Imagen 9 de 9
Foto © Romain Veillon

De la curiosidad al miedo, de la fascinación a la repulsión, la desfragmentación arquitectónica evoca un sentido grotesco revelado a la subversión de las normas, que se caracteriza por lo indeterminado y que cuestiona los quinientos años de dependencia de la arquitectura con la norma de la belleza como categoría de estética dominante.

Este artículo es parte de los temas de ArchDaily: Estética. Cada mes exploramos un tema en profundidad a través de artículos, entrevistas, noticias y obras. Conoce más sobre nuestros temas. Y como siempre, en ArchDaily valoramos las contribuciones de nuestros lectores. Si quieres postular un artículo o una obra, contáctanos.

Galería de Imágenes

Ver todoMostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Ghisleni, Camilla. "La fascinación y repulsión por la estética del abandono" [Fascínio e repulsa pela estética do abandono] 20 may 2022. ArchDaily México. (Trad. Rojas, Piedad) Accedido el . <https://www.archdaily.mx/mx/982020/la-fascinacion-y-repulsion-por-la-estetica-del-abandono> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.