Agrandar imagen | Ver tamaño original
Sivas se encuentra en un área de clima frío-seco de Turquía, su invierno es fuerte y la ciudad está bajo nieve pesada en períodos largos. Este parámetro está en primer plano en las decisiones de diseño para el Estadio Sivas. La eficiencia energética está diseñada de acuerdo con criterios de diseño ecológico, medidas de aire acondicionado de alta pasividad, sistemas activos de producción de energía, recolección de agua de lluvia y ciclo de agua gris. Debido al hecho de que el estadio se encuentra en una zona de clima frío, la envolvente del edificio fue  diseñada para ser compacta y hacia adentro, esto crea una zona de protección para los vientos fríos en el lado norte de la fachada. La creación de este espacio en la cáscara interior proporciona aislamiento térmico con aire. En el verano, las cubiertas de reserva en el lado norte se abren, permitiendo la transferencia de aire entre las paredes. Si la fachada norte no está expuesta a la luz directa del sol, esta parte será más fría que los otros frentes, y en este lado habrá puntos de baja presión entre las paredes. Esto resultará en un flujo de aire continuo y estable en la pared, lo que también reducirá la energía utilizada para la construcción de conductas de refrigeración en el verano. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir