Agrandar imagen | Ver tamaño original
Pese a su carácter temporal, la arquitectura efímera ha sido una constante en la historia de la disciplina. Desde las escenografías clásicas y barrocas hasta las instalaciones contemporáneas la arquitectura efímera ha funcionado  como un recurso  relevante  a la hora de presentar un discurso formal circunstancial y responder rápidamente a múltiples objetivos en instancias que exigen practicidad, innovación, alteridad y practicabilidad. En la actualidad, lo efímero se desarrolla en múltiples escenarios de la práctica arquitectónica, siendo los más recurrentes, los escenarios lúdicos, las instalaciones museísticas y la actuación paralela con el arte y otras disciplinas afines. La arquitectura del momento también aspira a abordar nuevas ideas sobre el espacio público y su percepción como agente social, favoreciendo su posición como un punto medio entre la ciudad (espacio construido para perdurar) y la naturaleza, (vacío aglomerador y espacio de la experiencia) permitiendo a los creadores de estas estructuras experimentar libremente con la infinitud de la formalidad. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir