Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto es una renovación de un apartamento de 38 metros cuadrados, en un edificio nuevo en Sao Paulo, Brasil. Debido a que era un espacio limitado, los muebles altos tenían que estar concentrados. Se decidió unir todos los elementos que podrían generar barreras visuales en bloques y apoyarse contra las pocas paredes del dormitorio individual, los muebles del área social son bajos y, por lo tanto, permite que el espacio se vea de un extremo a otro en en cualquier momento, de esta forma la planta respira de la mejor manera posible y deja a los residentes en contacto constante con la vista de la ciudad que ofrece el piso decimoséptimo. El baño y los armarios se han convertido en un bloque verde en la carpintería y este bloque está apoyado contra la esquina opuesta a la entrada, el mobiliario tiene cuatro puertas y una de ellas oculta el baño de la pareja. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir