Agrandar imagen | Ver tamaño original
Situado en el corazón de la ciudad de Madrid, el estudio Proyecto Singular diseña HABANERA,  un restaurante en un espacio de unos 1000m2 que nace con la idea de ofrecer un espacio de desconexión, diferente; un vergel de inspiración colonial en el que refugiarse en plena plaza de Colón. El local se distribuye en dos plantas alrededor de un gran patio generado en su interior. En planta baja existen tres espacios públicos diferenciados: una zona de bar, en tonos verdes y materiales artesanales, en contacto con la calle; una segunda zona de restaurante, hogareña con sofás y chimenea, y una barra a través de la cual pueden verse las cocinas. En el patio, con sus 50m2 y 8m de altura, se reinterpretan las antiguas fachadas de La Habana mediante una malla metálica perforada que permite sea visto desde cada rincón. Una gran escalera de tres tramos articula la conexión entre ambas plantas, dejando en el centro un conjunto de vegetación e iluminación a base de lámparas colgantes de tela. En el centro un piano para música en directo que inunda de vibraciones positivas a los usuarios de este espacio. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir