Agrandar imagen | Ver tamaño original
Descripción enviada por el equipo del proyecto. Esta estructura de ladrillo de dos pisos tiene la forma arquetípica de una casa con techos a dos aguas, pero con un giro inusual –parte de esta forma es en realidad un patio externo que contiene la piscina. Este espacio sin techo, se convierte en el foco central de la casa y difumina la distinción entre el interior y el exterior. También le da a la casa privacidad al controlar las vistas tanto desde la casa, como hacia ella. La casa está revestida en un ladrillo de color gris oscuro y texturizado, que se modula de diversas maneras, ya sea con aberturas de ladrillo o ladrillos salientes. En el segundo nivel una pantalla de hormigón prefabricado, permite ser un bloque solar y una imagen visual al mismo tiempo. El último elemento de la paleta externa es una rejilla de madera que ofrece un cálido contraste con el ladrillo y el hormigón. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir