Agrandar imagen | Ver tamaño original
Un puñado de aire, calentado por el sol y sujetado entre muros. Inmovilidad sustancial: sobre cómo la conformación de la casa celebra las características propias del lugar. La casa se ubica a 3000 metros sobre el nivel del mar, en la ladera oriental de los cerros de Subachoque. El lugar de su implantación tiene unas vistas lejanas privilegiadas sobre el valle y una relación de cercanía con la montaña y su magnífico bosque alto andino. En dicho escenario la casa está dispuesta de tal manera que su arquitectura intensifica las relaciones de sus espacios con la montaña y el valle. La casa está compuesta por dos cuerpos principales abiertos al paisaje y claramente definidos por cubiertas inclinadas: uno acoge las áreas sociales y el otro las habitaciones; y por dos volúmenes de cubierta plana y vegetal que contienen los espacios complementarios. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir