La fascinación y repulsión por la estética del abandono

Las manos sostienen el peso de todo el cuerpo, sintiendo la rugosa textura de la argamasa sin revocar sobre su delgada membrana. Incluso con todo el cuerpo estirado contra la pared, aún no era posible ver lo que había detrás. El sudor, en una mezcla de adrenalina y calor, corría entre las sienes, indicando el movimiento para un último esfuerzo, un último impulso ante la inminente caída que, por unos segundos, le permitió superar la última fila. El campo de visión se abrió a un mundo fragmentado, desconectado y extrañamente libre. Una potencia urbana que se dejó estrangular por el soplo de la vegetación tropical mientras se consumía en el abandono en medio de una ciudad activa y dinámica.

La historia de la escalera Penrose y su influencia en el diseño

A menudo, las escaleras representan un punto de interés en un proyecto arquitectónico. La capacidad de crear algo que nos mueva de un nivel a otro, hacia arriba y hacia abajo, es algo tan simple y familiar que, con un pequeño ajuste, puede hacer que la experiencia de subir o bajar sea única. Nuestra obsesión por las escaleras y el nivel de ilusión que crean en la arquitectura quizás se deba a la forma en que son capaces de distorsionar la óptica y la percepción del espacio. Entendemos que nos transportan en una u otra dirección, pero ¿pueden las escaleras ser circulares? ¿Es posible subir y bajar eternamente?

Cómo la iluminación evoca emociones y crea atmósferas: El enfoque de Moriyuki Ochiai Architects

Le Corbusier dijo una vez que "La luz crea el ambiente y la sensación de un lugar, así como la expresión de una estructura". A pesar de otros tecnicismos externos y elecciones de diseño realizadas dentro de los espacios públicos, como la forma en que se construye el espacio y el uso del color y la materialidad, estos elementos esencialmente se volverían inútiles sin el uso adecuado de la iluminación.

La estética de la era espacial: influencia en la arquitectura y los interiores

Los albores de la energía nuclear, los avances espectaculares en los cohetes y el deseo de ser los primeros en llevar al hombre al espacio y a la luna dieron inicio a una era conocida como la "Era espacial". Tras el cierre de la Segunda Guerra Mundial, tanto los soviéticos como los aliados se encontraron en un estado de antagonismo, ya que ambos comenzaron a luchar para avanzar en la exploración espacial antes que el otro, una carrera por el espacio. La era daría paso a rápidos avances en tecnología y grandes logros, incluido el alunizaje en 1969. La estética de la era espacial cambió por completo la forma en que los diseñadores visualizaban el nuevo mundo y dejó una impresión dramática en la arquitectura y los interiores. Una nueva visión del futurismo y la prosperidad.