Agrandar imagen | Ver tamaño original
En la Isla de Fogo, a 1800 metros de altitud, en el cráter del volcán, hay un pueblo con cerca de 1.200 personas que viven al margen de la legalidad, ocupando tierras del estado en las que organizan actividades principalmente agrícolas, con las que aseguran su sobrevivencia, en una de las zonas más pobres de Cabo Verde. El estatus de área protegida de interés nacional obligó a la zonificación de agricultura, con limitaciones para la construcción, e introdujo normas contra la ocupación libre de la ciudad, generando frecuentes enfrentamientos  por la colisión de intereses. El Proyecto de la Oficina principal del Parque Nacional de Fogo, nació de la necesidad de consolidar la identidad del área protegida y para conciliar a la población con la nueva administración del parque. De acuerdo con ello, diseñamos y creamos espacios para el disfrute cultural y recreativo tanto de los residentes de “Cha das Caldeiras” como de los visitantes; Los espacios de trabajo también fueron creados para el empleo de técnicos que serán responsables de la gestión y el tratamiento de la zona protegida. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir