Mark Alan Hewitt

EXPLORA AQUÍ LOS ARTÍCULOS DE ESTE AUTOR

¿Por qué no se enseña arquitectura china en los Estados Unidos?

Este artículo se publicó originalmente en Common Edge como "¿Por qué no enseñamos arquitectura china?"

¿Cuántos profesores de arquitectura estadounidenses saben que existe un tratado chino equivalente a Los Diez libros de arquitectura de Vitruvio? Sospecho que muy pocos. Enseñé historia de la arquitectura durante más de 20 años antes de descubrir el maravilloso Yingsao Fashi, un libro de la dinastía Song escrito por un prominente funcionario de la corte que, hasta donde sabemos, no era arquitecto ni constructor. De hecho, antes de la dinastía Ming ningún templo, palacio o santuario prominente en China fue diseñado por un arquitecto porque el concepto de una sola mente maestra a cargo de un proyecto de construcción era ajeno a la forma de diseñar entornos de cualquier tipo en Asia oriental.

Estatus, estatuas y estatutos: el problema de los monumentos a los hombres imperfectos

Este artículo fue originalmente publicado en Common Edge.

Los monumentos, como señaló Alois Riegl hace un siglo, ayudan a construir la memoria y aunque casi siempre están influidos con ideologías políticas y valores sociales, pueden sostenerse por sí mismos como obras de arte, absorbiendo significados durante milenios. Muchos de los que seguimos atesorando alguna vez estuvieron asociados con eventos y prácticas antitéticas a las costumbres y tabúes modernos: los templos griegos se fundaron en los altares del sacrificio animal y, antes, humano; las pirámides fueron hechas por esclavos; los cruces de mercado pueden haber servido como puestos de flagelación. Realmente no hay artefactos humanos inocentes dedicados a recordar actos humanos, como hechos o ficción.

12 formas de reinventar la educación arquitectónica

Este artículo fue originalmente publicado en Common Edge.

Este ensayo es un extracto del capítulo final de Dibujar para ver: Una historia cognitiva del diseño arquitectónico, que describe las recomendaciones para reformar la educación y la práctica arquitectónica. Utiliza la teoría de la cognición encarnada, la ciencia detrás de cómo nuestros cerebros asimilan el entorno construido, para subrayar la necesidad de que los diseñadores rechacen el legado alienante del racionalismo de la Ilustración que ha alejado a los arquitectos de la alfabetización artesanal desde la revolución industrial. Aunque algunas de estas prácticas y métodos ya son empleadas por educadores individuales e incluidas en algunos planes de estudio, no están generalizadas ni son obligatorias en los estándares NCARB.

Es hora de terminar el reinado de la zonificación de casas unifamiliares

Este artículo fue publicado originalmente en Common Edge.

Los arquitectos practicantes viven y mueren por las regulaciones de zonificación. Comenzamos los proyectos de rutina leyendo las ordenanzas y llamando a los funcionarios locales para asegurarles a los clientes que sus resultados deseados serán posibles según las leyes actuales sobre el uso de la tierra. Sin embargo, cada vez más, lo que parecía sencillo y responsable hace 15 años se considera hoy lo suficientemente controvertido como para merecer una audiencia pública, y tal vez la asistencia de caros abogados. A menudo, el problema es la protección de los "derechos" de los propietarios de viviendas cercanas, que ven los valores de sus propiedades amenazados por cualquier nuevo desarrollo.

¿Qué es la belleza en la arquitectura hoy en día, y por qué le tenemos miedo?

Este artículo se publicó originalmente en CommonEdge como "The 'B' Word: How a More Universal Concept of Beauty Can Reshape Architecture.".(La palabra 'B': cómo un concepto más universal de belleza puede reformar la arquitectura".)

Por qué el reutilizar edificios puede (y debe) ser el principal foco de los arquitectos

Certificados y premios de sostenibilidad se otorgan todos los días a nuevos edificios que prometen un futuro libre de carbono e impacto cero. Sin embargo, la mayoría de los esfuerzos que hacemos para construir edificios cada vez más "sostenibles", acaba el día de sus inauguraciones. El costo energético global de la arquitectura tiene mucho más que ver con la vida útil de un edificio que con su construcción. Aunque parezca que no hay salida para este actual modelo de éxito, cabe a nosotros arquitectos, repensar el significado de arquitectura sostenible en los días de hoy. Quizás debemos dejar de aplaudir y exaltar ciegamente los nuevos edificios y poner nuestra atención hacia los edificios que ya existen. Este artículo se publicó originalmente en CommonEdge como "Why Reusing Buildings Should be the Next Big Thing."

Durante la primera conferencia mundial de medio ambiente, realizada en la ciudad de Río de Janeiro en 1992, se dieron a conocer tres hechos importantes: la temperatura de la tierra estaba aumentando; los combustibles fósiles ya no eran una fuente viable de energía y que el entorno construido debería adaptarse a esta nueva realidad. Ese año publiqué un ensayo en el Journal of Architectural Education llamado "Architecture for a Contingent Environment" (Arquitectura para un entorno contingente) que sugiere que los arquitectos se unan a los naturalistas y conservacionistas para enfrentar esta situación.

Robert Venturi: las complejidades y contradicciones que transformaron el mundo de la arquitectura

Este artículo fue publicado originalmente en CommonEdge como "Robert Venturi and the Difficult Whole".

Robert Venturi (1925-2018) fue uno de los arquitectos estadounidenses más importantes del siglo XX, aunque no principalmente por sus obras construidas ni por su trabajo como diseñador. Venturi nunca estará a la altura de Wright, Kahn o incluso Gehry.

Entre 1965 y 1985 él y su colega, Denise Scott Brown, cambiaron la forma en que los arquitectos miran los edificios, ciudades y paisajes, de la misma manera en que Marshall McLuhan, Bob Dylan y Andy Warhol cambiaron nuestra visión del arte, los medios y la cultura popular en el siglo pasado.

Trabajé con Bob Venturi durante mis años de aprendizaje en la década de 1970. También crecí con sus libros, edificios e influencia paternal. Él y mi padre tenían un año de diferencia, mientras Denise tiene la misma edad que mi madre.