Inicio

Conozca la historia detrás de nuestra nueva identidad de marca.

Leer más

Martin Pedersen

Escritor, editor y director ejecutivo de Common Edge.

EXPLORA AQUÍ LOS ARTÍCULOS DE ESTE AUTOR

Nathaniel Rich sobre rehacer lo natural y vivir con incertidumbre

Este artículo se publicó originalmente en Common Edge como "Nathaniel Rich on Remaking Nature and Living with Uncertainty"

Dos años atrás, Nathaniel Rich publica Losing Earth (Perdiendo la Tierra), un relato enfocado en la década de los ochenta que estudia las oportunidades perdidas y las ocasiones desaprovechadas para abordar de manera real el problema climático en el pasado. Entre 1979 y 1989, si bien se había logrado un milagroso consenso político en torno a la temática ambiental y la predisposición general para producir un cambio real era positiva, el impulso fue desaprovechado y la problemática volvió a entrar en un impasse que ya lleva más de tres décadas sin avanzar. Aunque no es explícitamente una secuela, el nuevo libro de Rich, Second Nature: Scenes From a World Remade, es una especie de consecuencia directa del fracaso político abordado en el primer libro.

Roberta Brandes Gratz: "Joan Davidson demostró lo poco que se necesita para hacer grandes cosas"

Este artículo se publicó originalmente en Common Edge como "Joan K. Davidson and the Fight for New York".

A medida que la desigualdad de ingresos ha aumentado en los últimos años, se ha puesto en duda el papel de la filantropía. ¿Son las donaciones benéficas de los individuos ricos y las empresas poderosas siempre una fuerza positiva, o es esa conexión con la riqueza y el poder un compromiso inevitable? ¿A quién benefician realmente las donaciones filantrópicas, a los beneficiarios o a los donantes? Son preguntas complicadas. Pero las donaciones verdaderamente inteligentes son una fuerza transformadora. No sólo pueden financiar causas valiosas, sino que, si se hacen en el momento adecuado, pueden sembrar las semillas del cambio social.

Lo que podemos (y no podemos) aprender de Copenhague

Este artículo fue publicado originalmente en Common Edge

Pasé cuatro días gloriosos en Copenhague el 2017 y me fui con un caso agudo de envidia urbana. (No dejaba de pensar: es como... un puerto americano, excepto que mejor.) ¿Por qué no podemos hacer ciudades como esta en los Estados Unidos? Esa es la pregunta que un nerd urbano como yo hace mientras pasea por las famosas calles peatonales, mientras hordas de daneses rubios y en bicicleta pasan rápidamente.

Edgar Jerins fotografía el confinamiento en la ciudad de Nueva York

Este artículo fue originalmente publicado en Common Edge.

Ciudad de Nueva York: cerrada, vacía. Era desgarrador, por supuesto, pero también era hermoso. Para el artista Edgar Jerins, esa revelación fue una sorpresa. ¿Quién diría que esta ciudad bulliciosa, caótica, sucia, vibrante, profana e increíble podría verse tan... hermosa cuando se la despoja de personas y las actividades? Durante años, Jerins viajó en metro hasta su estudio cerca de Times Square. Cuando las noticias de la pandemia se extendieron por primera vez –más como una amenaza vaga e indefinida–, inicialmente huyó por miedo al autobús y luego, después de que la gravedad del evento se hiciera evidente y comenzó el cierre, tomó prestada la bicicleta de su hija.

Un vistazo al kit de herramientas gratuito del Gehl Institute para la planificación de la ciudad

Este artículo fue publicado originalmente por Common Edge como "El kit de herramientas del Instituto Gehl para la creación de grandes espacios urbanos".

Jane Jacobs fue posiblemente la planificadora "ciudadana" más importante del siglo XX. Si estableciéramos una categoría relacionada para los planificadores con credenciales, entonces el gran urbanista danés Jan Gehl podría encabezar esa lista; inspirado por las ideas de Jacobs, el arquitecto y diseñador urbano ha pasado casi medio siglo estudiando y escribiendo sobre el espacio público. Ayudó a que su ciudad natal, Copenhague, se convirtiera en una especie de modelo para el urbanismo transitable y ha consultado para ciudades de todo el mundo.

Hace dos años y medio, su oficina, Gehl, lanzó una organización sin fines de lucro, el Instituto Gehl, dedicada a la participación pública, y el uso y la creación del espacio público urbano como herramienta de desarrollo económico y equidad política. Recientemente, el instituto publicó lo que describe como "herramientas para medir el espacio público y la vida pública, en forma de hojas de trabajo descargables y gratuitas". El kit de herramientas está bellamente ejecutado. La semana pasada hablé con Shin-pei Tsay, directora ejecutiva del Instituto Gehl, sobre las herramientas y lo que su grupo espera lograr con ellas.

El gran problema de los defensores del estilo de urbanismo de Copenhague que a menudo pasan por alto

© <a href='https://www.flickr.com/photos/diversey/15325678721/'>Flickr user diversey</a> licensed under <a href='https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/'>CC BY 2.0</a>
© Flickr user diversey licensed under CC BY 2.0

Este artículo fue publicado originalmente en Common Edge como "What We Can (and Can’t) Learn from Copenhagen" (Lo que podemos (y no podemos) aprender de Copenhague).

Recientemente pasé cuatro días gloriosos en Copenhague y me fui con un caso agudo de envidia urbana. (Me quedé pensando: es como...Portland pero americano, excepto que mejor.) ¿Por qué no podemos hacer ciudades como esta en los Estados Unidos? Esa es la pregunta que hace un nerd urbano como yo mientras pasea por las famosas calles peatonales, mientras hordas de daneses increíblemente rubios y en forma pasan enérgicamente en bicicleta.

Copenhague es una de las ciudades más civilizadas del planeta. La "más habitable" del mundo, como a menudo se le llama, con alguna justificación. (Aunque un pariente danés me advirtió: "Pasa unas semanas aquí en enero antes de hacer esa declaración"). Pero la cortesía aparentemente sin esfuerzo, el asombroso nivel de gracia de Copenhague, no es un accidente de lugar o casualidad. Es el producto de una creencia compartida que trasciende el diseño urbano, a pesar de que la ciudad es un verdadero laboratorio para casi todas las mejores prácticas en el campo.

Releyendo Jane Jacobs: 10 Lecciones para el siglo 21 de "Muerte y Vida de las Grandes Ciudades Americanas"

El artículo fue publicado originalmente por Common Edge como "10 Lessons Learned by Rereading Jane Jacobs."

La semana pasada estaba en medio del embalaje y me encontré con una copia bien pulcra de Muerte y Vida de las Grandes Ciudades Americanas. No recuerdo cuando leí el libro, pero fue hace más de veinte años (y anterior a mi participación profesional con las ciudades). Como un tributo muy tardío al aniversario de sus 100 años, decidí sumergirme de nuevo en este notable libro. Aquí hay diez extracciones de la madrina de la ciudad Americana.