Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos
  1. ArchDaily
  2. Entrevistas
  3. Mujeres restauradoras se pronuncian ante las pintas del Ángel de la Independencia en la Ciudad de México

Mujeres restauradoras se pronuncian ante las pintas del Ángel de la Independencia en la Ciudad de México

Mujeres restauradoras se pronuncian ante las pintas del Ángel de la Independencia en la Ciudad de México
Mujeres restauradoras se pronuncian ante las pintas del Ángel de la Independencia en la Ciudad de México, © Santiago Arau
© Santiago Arau

© Norma García © Norma García © Norma García © Norma García + 6

El 16 de agosto del presente año, la Ciudad de México fue testigo de una de las marchas feministas con mayor impacto a nivel nacional en las últimas décadas. Dicha marcha se realizó con motivo de la creciente ola de violencia hacia las mujeres la cual ha elevado la cifra de feminicidios registrados a 10 por día. La marcha comenzó a las 18:30h en la Glorieta de Insurgentes abriéndose paso hacia el Paseo de Reforma en donde cientos de mujeres se manifestaron tanto pacífica como violentamente para exigir justicia frente a los últimos casos de violaciones por parte de elementos de la policía de la Ciudad de México. Este movimiento transgredió el espacio público dejando como resultado distintos daños en las calles, en el transporte público y principalmente en el Monumento del Ángel de la Independencia, lo que detonó un impacto masivo en donde se desacreditaba el movimiento feminista y se sobreponían los daños frente a las demandas que se manifestaban.

De esta forma y durante días, se abrió un debate en redes sociales en donde se discutían los distintos daños causados así como si las pintas en el Ángel debían ser retiradas o no por lo que un grupo de mujeres dedicadas a la restauración se pronunciaron para dar su opinión profesional exigiendo a las autoridades realizar un registro previo a la remoción de los grafittis. El colectivo titulado #RestauradorasconGlitter está conformado por cerca de 410 profesionales de distintas disciplinas cuenta a la fecha con cerca de 5 mil seguidores en Facebook y 2 mil en Twitter, en donde a través de una carta expusieron su postura como colectivo y como gremio. En esta entrevista para ArchDaily, Norma García, Daniela Pascual y Sofía Riojas, exponen mediante una visión más profunda cómo fue que se conformó el colectivo así como sus intenciones y su postura frente a un movimiento social de tal impacto.

Monica Arellano: Lo primero que quería que me contaran es ¿cómo surge el colectivo, cuántas personas lo conforman y quiénes lo encabezan?

Restauradoras con Glitter: La iniciativa surge de dos restauradoras, una radicada en Washington y otra en México, la de Washington contacta a la de México para saber qué estaba pasando. El colectivo surge con la intención de discutir entre colegas la situación y tener una visión colectiva mucho más clara por lo que empezaron a invitar a conocidas del gremio y esas conocidas a otras conocidas, es un grupo cerrado conformado por mujeres que creían que podían estar relacionadas, que pudieran aportar o eran empáticas con el tema. Nos interesaba discutir específicamente por qué se le estaba prestando tanta atención a las pintas cuando en realidad se trataba de una situación alarmante y así empezó a crecer. Las redes sociales tuvieron mucho que ver, fue ahí en donde empezamos a conversar hasta que surgió la idea de pronunciarnos como profesionales en el campo a favor de las mujeres.

La otra cosa que es importante es que como el gremio es relativamente pequeño, el colectivo se monta sobre una organización que ya existía desde antes porque más o menos todas nos conocemos, es una red muy vieja. Sin embargo, para el momento en el que decidimos hacer este pronunciamiento, tuvimos que moldear el tema porque ya había profesionistas de disciplinas disciplinas relacionadas con la conservación, no sólo con la restauración. Es por eso que decidimos que íbamos a abordar el tema entre todas porque los monumentos y los bienes culturales no son temas de estudio exclusivos de la restauración y la conservación.

© Norma García
© Norma García

MA: ¿Qué opinan ustedes de las reacciones que hubo frente a una idea que defendía a los monumentos o los hitos históricos como objetos intocables sin siquiera mirar el propio movimiento social?

RG: A nosotras nos gustaría recalcar que estamos en contra de las pintas pero tampoco dejamos de ser mujeres ni dejamos de sufrir las cosas que se están reportando con este movimiento. Por otro lado, hay varias partes de la ley de la conservación del patrimonio, una de ellas es la conservación preventiva, nosotras nos sumamos a este movimiento femenino pidiendo respuesta a las autoridades. Esta es una forma de prevenir que se continúen alterando los monumentos, no queremos que eso suceda pero ahora que ha sucedido es nuestro deber registrar las pintas porque forman parte de una historia y obedecen a un momento álgido de algo que estamos viviendo todas. Es por eso que acompañamos el movimiento, pero no estamos en ningún momento pidiendo que la gente vaya a rayar ni a vandalizar.

Resultó tan polémico que de cierta forma busca desacreditar el movimiento femenino pero creemos que es importante entender que los monumentos o los bienes culturales tienen que estar en contacto con la sociedad, si no se resignifican no valen nada. Pero a veces esas resignificación es agresiva, puede tener momentos de roce que responden a una transgresión. En realidad no sabemos si la reacción de la sociedad ante esto es un rechazo al movimiento o un amor irracional a los monumentos, pero hay una mezcla extraña y esta incomodidad es lo que resulta interesante.

Y bueno, si alguien se iba a tener que hacer cargo de eso pues es el gremio de las restauradoras en donde un 80-90 por ciento está conformado por mujeres. Y si tiene un mensaje tan fuerte como ya no queremos más muertas, ¿por qué vamos a ir a limpiarlo al día siguiente? ¿qué tal si no? ¿qué tal si se queda ahí como lo que es, una denuncia? Yo creo que el 100 por ciento de las mujeres en este país hemos sido víctimas de cualquier cantidad de acoso callejero, de acoso en nuestros trabajos, en las instituciones educativas, hemos sufrido todo tipo de violencia.

© Norma García
© Norma García

MA: Esta cifra es muy importante, decir que el 90 80 por ciento del gremio de la restauración está conformado por mujeres es un dato que probablemente no se sabe.

RG: De hecho es un tema que nos motiva mucho y es importante que además de dar a conocer el porcentaje de mujeres, mencionar que nuestra profesión no es únicamente técnica, hacemos mucho estudio antropológico, hacemos valoración de los objetos patrimoniales del mundo, de la humanidad, reflexionamos para poder intervenir, para saber qué se quita, qué se queda, qué se va, qué significa algo, qué no es necesario, qué entorpece la lectura del bien.

Todo esto que establecimos en nuestra carta lo hacemos para intervenir y nosotras mismas nunca pensamos que podíamos pronunciarnos sobre algo, que podíamos dar nuestra postura profesional sobre algo que es nuestro día a día. Los monumentos son un vehículo, un medio y no un fin. Creemos que el ángel es en sí ya un memorial y de hecho por eso les urge borrarlo, claro que las autoridades no quieren que ‘México Feminicida’ sea el mensaje que van a dar al mundo, da una imagen muy fuerte a los turistas. No es una pinta común y corriente, se está contando la historia, es una denuncia. Por eso justamente el tema de tratar de que permanezca y se documente.

© Norma García
© Norma García

MA: Creo que lo que impacta es el volumen, lo que pasó fue brutal, ¿qué papel creen que ustedes juegan los monumentos y la ciudad en este tipo de manifestaciones?

RG: Hay muy poca planeación urbana con perspectiva de género, lo hemos visto en términos de movilidad, las ciudades no están hechas para nosotras, son muy sesgadas. En general, siempre hay una gran tensión en cuanto a ser mujer en el mundo, mucho tiene que ver con los espacios públicos, con la configuración de la ciudad en general y no tiene tanto que ver con el espacio físico sino con las políticas públicas. Por otro lado, hay una ley que dice que el pueblo tiene el derecho de levantarse contra el estado cuando este no está cumpliendo sus expectativas como el poder vivir tranquilamente porque además porque nos matan  como al resto de la población, además nos matan por ser mujeres y yo creo que esto ya es un tema de salud pública. La violencia no solo se mide en muertes. Esperamos que haya respuesta pronta de las autoridades, queremos cambios, no simulaciones, queremos que nosotras en nuestras casas podamos percibir estos cambios. Es alarmante que este año se reportan diez feminicidios por día, no queremos seguir viviendo con miedo.

Para leer el pronunciamiento ante las pintas de la manifestación y marcha feminista del pasado 16 de agosto visita la cuenta oficial aquí.

Nota: El día 28 de agosto, el colectivo se reunió con la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, quien se comprometió a canalizarlas con la Dra. Lucina Jiménez López, directora general del INBAL y con José Alfonso Suárez del Real, Secretario de Cultura de la CDMX. 

Ver la galería completa

Sobre este autor/a
Cita: Mónica Arellano. "Mujeres restauradoras se pronuncian ante las pintas del Ángel de la Independencia en la Ciudad de México" 11 sep 2019. ArchDaily México. Accedido el . <https://www.archdaily.mx/mx/924586/mujeres-restauradoras-se-pronuncian-ante-las-pintas-del-angel-de-la-independencia-en-la-ciudad-de-mexico> ISSN 0719-8914

Más entrevistas en nuestro Canal de YouTube

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.