Carlo Ratti y Winy Maas hablan sobre el reconocimiento facial y la Bienal de Shenzhen

Carlo Ratti y Winy Maas hablan sobre el reconocimiento facial y la Bienal de Shenzhen

En diciembre de 2019, la ciudad china de Shenzhen albergará la única Bienal del mundo centrada exclusivamente en los temas de urbanismo y urbanización. La 2019 Bi-City Shenzhen Bienal de Urbanismo\Arquitectura explorará nuevos fenómenos provocados por la revolución digital y la capacidad de los ciudadanos para involucrarse en la configuración de las ciudades. El curador de la Bienal, Carlo Ratti, ejemplifica esta intersección entre lo natural y lo artificial, defendiendo el poder de las nuevas tecnologías para transformar la forma en que vivimos y diseñamos a través de su trabajo en Carlo Ratti Associati y el MIT Senseable City Lab. En la sección "Ojos de la ciudad" de la Bienal, MVRDV y su cofundador Winy Maas se unen a él para dar forma a una experiencia que invita a los visitantes y observadores a preguntarse cómo las tecnologías como el reconocimiento facial pueden integrarse en la vida urbana. .

Paisajes de datos nacionales. Imagen del Centro de Tecnologías Espaciales. Imagen cortesía de Carlo Ratti Associati
Paisajes de datos nacionales. Imagen del Centro de Tecnologías Espaciales. Imagen cortesía de Carlo Ratti Associati

A diferencia de las ediciones anteriores de la UABB, que se encuentran tradicionalmente en áreas antiguas y olvidadas de la ciudad que necesitan regeneración, la Bienal de este año verá a Ratti y su equipo ubicados en la nueva estación de ferrocarril de alta velocidad Futian, que conecta Shenzhen con Hong Kong y otras áreas urbanas de China. Reflexionando sobre la gran cantidad de personas que pasan por la estación y el cambio de anonimato a monitoreo masivo en aeropuertos y estaciones de tren, el equipo curatorial ha establecido la visión de un "Duty-Free" que atrae a las personas de la estación a través de un viaje sinuoso de arquitectura y diseño.

Buscando Palladio por Yung Ho Chang. Imagen © Yung Ho Chang
Buscando Palladio por Yung Ho Chang. Imagen © Yung Ho Chang

A lo largo de este viaje, el gran público que visitará la Bienal participará en las instalaciones y exposiciones de artistas y arquitectos famosos de todo el mundo que examinan la tecnología de una manera crítica y reflexiva. Entre ellos se encuentra el arquitecto chino-estadounidense Yung Ho Chang, cuya pieza "Buscando a Brunelleschi" coloca a los visitantes en diferentes ángulos del mismo espacio para demostrar la importancia de la interacción entre los ciudadanos.

Buscando Brunelleschi por Yung Ho Chang. Imagen © Yung Ho Chang
Buscando Brunelleschi por Yung Ho Chang. Imagen © Yung Ho Chang

En esta entrevista exclusiva, Carlo Ratti y Winy Maas hablan con Niall Patrick Walsh de ArchDaily sobre la Bienal, así como sobre la integración del reconocimiento facial en el entorno construido. Reflexionando sobre el futuro de la Bienal y, de hecho, el futuro del equipo de diseño, tanto Ratti como Maas expresaron sus puntos de vista sobre cómo la tecnología está llegando a cada rincón del mundo arquitectónico, alterando cómo diseñamos, qué diseñamos y a quién diseñamos.

Para obtener más información sobre la UABB 2019, debes visitar el sitio web oficial aquí, o navegar por nuestra página dedicada al evento, que contiene varias presentaciones de ensayos fascinantes sobre el tema de la innovación en la arquitectura.

Driver Less Vision fue concebido por Urtzi Grau, Guillermo Fernández-Abascal y Daniel Perlin. El proyecto fue posible gracias al generoso apoyo de la Universidad Tecnológica de Sídney, la Universidad de Rice y Ocular Robotics. Imagen © Fake Industries
Driver Less Vision fue concebido por Urtzi Grau, Guillermo Fernández-Abascal y Daniel Perlin. El proyecto fue posible gracias al generoso apoyo de la Universidad Tecnológica de Sídney, la Universidad de Rice y Ocular Robotics. Imagen © Fake Industries

ArchDaily (Niall Patrick Walsh): Carlo Ratti, desde la última vez que hablamos, ¿podría ofrecer a nuestros lectores una visión general de cómo se está desarrollando la Bienal y la importancia de contar con una práctica como MVRDV?

CR: En este instante, mientras hablamos, el diseño de la Bienal ya ha sido finalizado. Entre otras cosas, estamos particularmente entusiasmados por el hecho de que todo se ha fabricado digitalmente en Shenzhen, por lo que esta es la primera Bienal en la que nada se enviará luego a una futura construcción. Esta ciudad a menudo se llama la "fábrica del mundo", por lo que era apropiado usarla como un experimento sobre cómo las ciudades podrían crecer en el futuro, fusionando la fabricación local con la entrada global de información, archivos, ideas, etc.

También creemos firmemente en la idea del diseño crítico: cómo el diseño puede ayudarnos a lidiar con problemas urgentes en la sociedad. En nuestra sección, llamada "Ojos de la ciudad", queríamos explorar esta nueva condición en la que la arquitectura ha adquirido la capacidad de ver. Eso nos ha llevado a idear lo que creemos que es la primera gran exposición pública que incorpora reconocimiento facial. Ahora utilizamos el reconocimiento facial todos los días, como cuando desbloqueamos nuestro teléfono, nos registramos en los aeropuertos y utilizamos Amazon Go. Sin embargo, existe una notable ausencia de debate sobre el reconocimiento facial entre las personas que hacen ciudades, ya sean proyectistas, arquitectos o urbanistas.

Queríamos estimular esta discusión, y ahí es donde ha sido genial tener a MVRDV y a Winy Maas diseñando los puntos de entrada y salida de la Bienal, donde se ha incorporado el reconocimiento facial. También han diseñado el punto de informaciones en la entrada, que forma una interfaz entre la exposición y el mundo exterior. Esperamos que el uso del reconocimiento facial anime a todos a pensar y establecer principios para su uso. Nuestro primer principio es que todo debe ser transparente, por lo que el equipo de reconocimiento facial en la Bienal es muy visible. También hemos incorporado la idea de que las personas "opten por no participar" del sistema. Tradicionalmente, estos sistemas se implementan sin conocimiento público, donde está implícito que lo están observando. No creemos que este sea el enfoque correcto. En cambio, permitimos que el usuario decida si optan por participar o no, para que sean visibles o invisibles para la cámara.

Diseño gráfico UABB 2019. Imagen © Mieke Gerritzen
Diseño gráfico UABB 2019. Imagen © Mieke Gerritzen

AD: Winy Maas, ¿cuáles fueron los desafíos de integrar el reconocimiento facial y la tecnología en su trabajo en la Bienal, y en el trabajo en general en MVRDV?

WM: Tratamos de ser un grupo de expertos y un espejo para el grupo de Carlo Ratti, para explorar cómo se puede desarrollar el reconocimiento facial y cómo posicionarlo. En el sitio de la Bienal, se manifiesta por estos "portales de entrada" que hacen que el usuario esté consciente de su experiencia. Se puede describir como un "filtro" por el que uno pasa, donde se puede elegir participar o no. Por lo tanto, te hace mucho más consciente. Es, para empezar, muy individual y dramático. Luego se vuelve muy abierto y transparente. También responde al concepto "duty-free" (¡qué concepto!) o "supermarket", qué es un término que Carlo ha utilizado al describir la Bienal. Como dijo Carlo, hacemos que el sistema sea sutil pero claro, por lo tanto, se puede sentir y discutir.

En cuanto a nuestro trabajo, hay un par de formas de integrar nuevas ideas. Hay muchas tecnologías que podríamos discutir, así que concentrémonos nuevamente en el reconocimiento facial. Para el nuevo museo que estamos haciendo en Rotterdam, el Depot Boijmans, las puertas son como espejos que se pueden abrir, así que te ves a ti mismo y el museo te ve antes de entrar. ¡Es una reminiscencia de una película de James Bond! Estamos investigando si esta puerta puede guiarte y luego registrar tu experiencia en el museo. No todos los espacios son accesibles, pero con el reconocimiento facial podría lograrse a través de las zonas operativas del edificio.

CR: De hecho, como arquitectos, debemos comprometernos con la nueva condición tecnológica de nuestro tiempo. Si no lo hacemos, nos volvemos irrelevantes. Es importante que conozcamos las herramientas a nuestra disposición, que es lo que sucedió al comienzo del movimiento modernista, y que está sucediendo nuevamente con los desarrollos en la era digital.

Concepto de reconocimiento facial. Imagen cortesía de MVRDV
Concepto de reconocimiento facial. Imagen cortesía de MVRDV

AD: Reflexionando sobre los múltiples caminos a través de la arquitectura que han recorrido, como profesionales, educadores, curadores, etc., ¿cuál creen que es el futuro de la Bienal? ¿También evolucionará a medida que la era digital altere la forma en que compartimos información? ¿Sigue teniendo un papel valioso en el anclaje geográfico de nuevas ideas y en probarlas en una condición urbana definida?

CR: La Bienal ya no es necesariamente el lugar donde deberíamos mostrar diseños. Hasta cierto punto, se están volviendo irrelevantes. No se puede simplemente usar una Bienal para mostrar proyectos; la realidad de la era digital es que puedes ver la arquitectura en línea mucho más rápido. Creemos que el único papel de la Bienal es que puede hacer que las personas piensen en los problemas y en donde el diseño se use para comprometerse con los problemas sociales urgentes. Debe comenzar una conversación, en este caso sobre el papel de la tecnología en las ciudades, la arquitectura y, lo más importante, el espacio público.

WM: Aprecio el uso de la palabra "relevancia" al reflexionar sobre el futuro de la Bienal. La relevancia puede suceder en muchos niveles. Se puede hacer una Bienal que sea relevante en un sentido político, o relevante a nivel artístico, por nombrar algunos. Esta Bienal tiene una relevancia tecnológica que es evidente en Shenzhen, no solo a través del sistema de reconocimiento facial, sino a través de una amplia gama de tecnologías que Carlo y su equipo integrarán.

CR: El lugar donde sucede sigue siendo importante. Los problemas que uno puede investigar están influenciados por el contexto en el que los discute. Hablando de "Ojos de la ciudad", y el papel de la tecnología en la urbanización, Shenzhen parece ser el mejor lugar para hacerlo. Como una ciudad que no existía hace unas décadas, pero que ahora forma parte de una de las regiones urbanas más grandes del mundo, siendo también el lugar que produce gran parte del aparato tecnológico que utilizamos. Está en el epicentro de la tecnología en las ciudades.

Driver Less Vision fue concebido por Urtzi Grau, Guillermo Fernández-Abascal y Daniel Perlin. El proyecto fue posible gracias al generoso apoyo de la Universidad Tecnológica de Sídney, la Universidad de Rice y Ocular Robotics. Imagen © Fake Industries
Driver Less Vision fue concebido por Urtzi Grau, Guillermo Fernández-Abascal y Daniel Perlin. El proyecto fue posible gracias al generoso apoyo de la Universidad Tecnológica de Sídney, la Universidad de Rice y Ocular Robotics. Imagen © Fake Industries

AD: Ambos se encuentran en una intersección interesante de práctica y educación. Carlo, diriges CRA y el MIT Senseable City Lab, mientras que Winy diriges MVRDV y The Why Factory. ¿Cuán importante es esta intersección en su trabajo y su capacidad para adoptar nuevas ideas, tanto en la Bienal como fuera de ella?

CR: Esto es crucial para mí. Déjame darte mi definición de diseño. Está inspirado en Herbert Simon, quien dijo que las ciencias naturales miran cómo es el mundo y el diseño mira cómo podría ser el mundo. El diseño es realmente parte de esta conversación, sobre la ubicación de mutaciones en el entorno construido que podrían adoptarse y transformar el qué es una ciudad, qué es el espacio público, etc. Para hacer eso, necesitamos actuar a diferentes niveles. Trabajamos a nivel de diseño en Carlo Ratti Associati en Nueva York y Turín, a nivel de investigación con el MIT Senseable City Lab en Boston y Singapur, pero también recientemente, con varias startups en los Estados Unidos y Europa que trabajan con electrónica y micro-movilidad. Ahora también tenemos un tercer nivel que llamamos "The Factory", que es una fábrica real que tiene un rendimiento tangible. Por lo tanto, estos tres niveles diferentes ofrecen formas de explorar el mismo tema a nivel de diseño, investigación y producto.

WM: Si nos fijamos en el resultado de The Why Factory, todo está explícitamente orientado hacia el futuro, es altamente experimental y especulativo. Es importante que el trabajo en The Why Factory sea independiente de la práctica. Por lo tanto, no está sujeto a objetivos comerciales. Yendo en la otra dirección, se ve muy fuertemente cómo la producción de The Why Factory ha influido en la arquitectura de MVRDV. Ha tenido un papel importante en mantenernos a la vanguardia, lo que nos hace ser una empresa orientada hacia el futuro. Ves a muchas personas que estudiaron o participaron en The Why Factory que luego se unieron a MVRDV, y el nivel general de comprensión que tenemos para estos ejercicios orientados al futuro es muy alto en la empresa. La formación intelectual se manifiesta en la producción del diseño.

Paisajes de datos nacionales. Imagen del Centro de Tecnologías Espaciales. Imagen cortesía de Carlo Ratti Associati
Paisajes de datos nacionales. Imagen del Centro de Tecnologías Espaciales. Imagen cortesía de Carlo Ratti Associati

AD: Hablamos sobre la integración de tecnologías inteligentes en las ciudades, pero ¿qué pasa con la composición del equipo de diseño? A medida que crezca la tasa de cambio tecnológico, ¿esta nueva condición requerirá que nuevos profesionales y sectores se unan al equipo de diseño tradicional? ¿Cómo cambiará el papel del arquitecto para aprovechar estas nuevas tecnologías?

WM: Si. Hasta cierto punto eso ya ha sucedido. Ha comenzado a manifestarse en nuestra producción arquitectónica en proyectos como Crystal Houses en Amsterdam. Aquí, los profesores de la Universidad Tecnológica de Delft con experiencia en tecnología de materiales fueron consultados para investigar el pegamento correcto que nos permitiría utilizar ladrillos de vidrio. ¡Ese trabajo interdisciplinario puede suceder incluso ahora para una tienda comercial! Así que ya estamos viendo sectores involucrados de una nueva manera en los procesos de diseño. Además, lo ves en el cambio en los propios arquitectos. El trabajo de Carlo también ha sido un ejemplo fantástico de cómo está cambiando el papel de los diseñadores y cómo deben centrarse en diferentes especialidades para cumplir con la arquitectura que se espera para hoy en día.

CR: Cuando se observa un problema complejo, se necesita incorporar más disciplinas. Lo que vemos tanto en MIT como en Carlo Ratti Associati es que más personas de ciencias de la computación, física, matemáticas, sociología y economía participan en el proceso de diseño. Es similar al movimiento modernista, cuando el enfoque en materiales como el concreto, hizo que los ingenieros se convirtieran en miembros centrales del equipo de diseño. Hoy ha sucedido algo similar, donde las nuevas herramientas de nuestro tiempo no son necesariamente físicas, sino más bien electrónicas. Además, necesitamos un proceso abierto para que coincida con nuestro equipo de diseño abierto. Cuando se abre a un público más amplio, se tienen más circuitos de retroalimentación en el trabajo, que luego van creciendo para crear un entorno urbano que realmente pertenezca a los ciudadanos.

Galería de Imágenes

Ver todoMostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Walsh, Niall. "Carlo Ratti y Winy Maas hablan sobre el reconocimiento facial y la Bienal de Shenzhen" [Carlo Ratti and Winy Maas Discuss Facial Recognition and the Shenzhen Biennale] 22 dic 2019. ArchDaily México. (Trad. Caballero, Pilar) Accedido el . <https://www.archdaily.mx/mx/930624/carlo-ratti-y-winy-maas-hablan-sobre-el-reconocimiento-facial-y-la-bienal-de-shenzhen> ISSN 0719-8914

Más entrevistas en nuestroCanal de YouTube

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.