El Taller de Arquitectos: cómo abordar los concursos de arquitectura como encargos en Colombia

El Taller de Arquitectos: cómo abordar los concursos de arquitectura como encargos en Colombia

Este artículo es un aporte por parte de la oficina de Medellín El Taller de Arquitectos, quienes nos comparten su experiencia de cómo estructuran su práctica a través de entender y abordar los concursos de arquitectura como proyectos por encargo. Explora a continuación su experiencia.

En el contexto Latinoamericano actual, Colombia es el país que más concursos públicos lanza anualmente. Esto dado principalmente a que por ley todo proyecto público debe salir a licitación (Ley 80 de 1993), concursos que usualmente son promovidos por la Sociedad Colombiana de Arquitectos, SCA. Esta situación ha dado lugar a la condición actual del oficio del gremio, que desde nuestra experiencia como taller TA ha conformado diferentes colectivos de arquitectos que bien podrían situarse en un sistema de partida doble, el encargo y el concurso, al momento de unirse para presentar las ideas.

Encargo y concurso

El encargo, en arquitectura y otros oficios, se podría resumir como el pedido que hace el cliente, pero en el concurso público de arquitectura, es más bien el resultado de un análisis e identificación de las necesidades de un contexto. Nuestro oficio como arquitectos es estar atentos a los requerimientos que surgen de la lectura de los habitantes, del lugar, del paisaje, del cliente y encargarse de investigarlos, discutirlos -multidisciplinariamente- para producir estrategias que aporten soluciones espaciales que promuevan actividades en ellas.

Los concursos públicos de arquitectura bien podrían ser métodos empíricos para evolucionar en el quehacer de la arquitectura, por esto, para un taller de arquitectura latinoamericano, emergente, joven, se convierte en una herramienta fundamental para formarse y progresar en el oficio.

"Los concursos de arquitectura han sido siempre un campo fértil para la expresión de las ideas, la experimentación, la reflexión y la discusión en torno al ‘proyecto arquitectónico’ y su incidencia en el desarrollo de las ciudades".- Mauricio Uribe González, Concursos de arquitectura en Colombia, 2015.

Cortesía de El Taller de Arquitectos
Cortesía de El Taller de Arquitectos

Desde nuestra experiencia en TA, el concurso público no es solo una herramienta para lograr concretar el proceso de diseño en una obra construida (ya que somos el caso de una oficina emergente que no cuenta con clientes con capital), sino también una herramienta para vincular un sistema doble, en el cual nos situamos la mayoría de arquitectos al diseñar: lo teórico y lo proyectual. Por esto, el concurso es también para nosotros una oportunidad de generar ideas,  transversalidades, talleres, laboratorios, debates, diferencias, acuerdos y conocimientos colectivos, para mantenernos activos en procesos que vinculen la investigación teórica, la investigación contextual y el proyecto, es una oportunidad para  manifestarse en lo público exponiendo criterios que contribuyan con ideas al conocimiento colectivo, o más importante aún, la posibilidad de gestionar procesos que involucren a la comunidad y mejoren las condiciones del hábitat para las personas.

Los concursos o encargos, los abordamos entonces a través de una metodología investigativa y proyectual en constante desarrollo, pero sobre todo colectiva e inclusiva, que pretende generar ideas a partir de las diferencias y acuerdos que se articulan en el proceso de: entender las necesidades del cliente/concurso, investigar para definir ideas fuertes o estrategias generales, plantear alternativas, discutirlas, decidir; buscar una interrelación de saberes con otras disciplinas, definir una estrategia de comunicación, producir la entrega y, si hay suerte, cumplir con el encargo para la comunidad a través del desarrollo de las obras.

Entender las necesidades del cliente.

Cortesía de El Taller de Arquitectos
Cortesía de El Taller de Arquitectos

Los encargos hacen referencia a la figura del cliente, pieza fundamental en la actividad del arquitecto a la hora de producir espacios, debido a que se parte de sus necesidades e iniciativa y además aporta el capital para desarrollarlo. Lo anterior no sólo en términos económicos, sino también en cuanto a lo que se refiere a la mano de obra y al lugar físico donde se ejecutarán las obras, sobre todo cuando del proyecto público se trata.

En el concurso público, por ejemplo, podríamos afirmar que el cliente es, además de las entidades y sus bases (condicionantes y necesidades), el habitante y el lugar (y así como en un proyecto privado de vivienda, además de ser el que aprueba es quien plantea las determinantes iniciales), elementos que condicionan sin duda el desarrollo del concurso mismo. El trabajo del arquitecto es entonces escuchar las necesidades del cliente con atención, analizarlas, discutirlas e investigar cómo se les puede dar respuesta, llevarlas al campo de lo multidisciplinar para tratar de definir estrategias de ocupación coherentes y complementarias con el entorno.

Definir ideas fuertes

Cortesía de El Taller de Arquitectos
Cortesía de El Taller de Arquitectos
Cortesía de El Taller de Arquitectos
Cortesía de El Taller de Arquitectos

La definición de estrategias generales debería considerarse un segundo paso u objetivo de esta metodología,  con el cual se pretende sintetizar y concretar, en unas lógicas globales, sistemas abstractos u operaciones que establezcan las reglas del proyecto, con el fin de generar una serie de ideas concisas que permitan establecer, a modo de reglas del juego, las principales tácticas estructurantes del proyecto.

Proyectar estas ideas, a través del proceso investigativo, tiene como fin último definir las relaciones espaciales que se generan en el proyecto, por esto, investigar las diferentes variables de un encargo es una suerte de marco teórico-práctico de las estrategias, para dar solución a las necesidades, planteando una serie de dispositivos que permitan relaciones. Como por ejemplo en el proyecto que desarrollamos para el concurso del Nuevo Parque de Pachacamac en Lima, Perú, donde retomamos algunas lógicas arquitectónicas Incas y establecimos, a partir de ellas, las estrategias de ocupación arquitectónicas que tendrían lugar en los espacios proyectados en nuestra idea.

Plantear Alternativas

Cortesía de El Taller de Arquitectos
Cortesía de El Taller de Arquitectos

Algunos arquitectos piensan que el proyecto resulta de la idea de un genio que dibuja lo primero que viene a su mente cuando piensa en el encargo, otros, consideramos que los “genios” de la arquitectura no existen, pues estamos convencidos que los proyectos son resultado de un proceso investigativo que surgen luego de explorar diferentes alternativas, afirmando que no hay una única respuesta sino una por la que se apuesta, la que se determine que integra mejor las variables de cada encargo.

Durante este proceso, se está en la obligación de someter estas alternativas al campo multidisciplinar, indagar en lo técnico siempre permitirá tomar decisiones que cambian la escala y el alcance del proyecto, y además, lo cruzan con factores administrativos, económicos y constructivos.

Buscar una interrelación de saberes

Cortesía de El Taller de Arquitectos
Cortesía de El Taller de Arquitectos

Llevar las alternativas a las discusiones multidisciplinares y colectivas, nos ha comprobado que las buenas ideas nacen de la suma de las diferencias de las personas, no solo de los que conformamos el taller TA, sino de todas las que han hecho parte de los procesos de debate. Con ello, se aprende y se generan nuevas posturas respecto a los encargos. Un ejemplo maravilloso ha sido el de cruzar la arquitectura con el campo de la biología y la sociología. Por esta razón, los colectivos pensantes  interesados en la inclusión de las comunidades en los proceso proyectuales surgen, en parte, por la búsqueda de interrelación de saberes y conocimientos específicos, que sumados pueden concluir procesos de una manera más coherente y acertada.

Cortesía de El Taller de Arquitectos
Cortesía de El Taller de Arquitectos

Definir una estrategia de comunicación

Cortesía de El Taller de Arquitectos
Cortesía de El Taller de Arquitectos

Los procesos investigativos al proyectar un encargo son también, además de la recopilación y el análisis de los datos, esa serie de ocurrencias, voluntades o sucesos diversos (y diferentes), que también tienen lugar en un concurso de arquitectura, sin hablar del derroche generoso de esfuerzos y energías que se utilizan en estos últimos.

Pero: ¿Cómo llevar esta suma de datos, informaciones, diferencias, acuerdos,  esfuerzos y procesos abstractos a algo concreto y sintético?, es allí donde surge entonces la necesidad de encontrar y definir una estrategia comunicativa, que no solo se representa con herramientas de expresión gráfica, sino también, que es capaz de sintetizar un proceso abstracto y complejo en un producto concreto, sensorial, casi siempre conmovedor y más importante aún, lleno de ideas y conocimientos múltiples aplicados al proyecto de concurso como solución de lo encargado. 

Producir la entrega

Cortesía de El Taller de Arquitectos
Cortesía de El Taller de Arquitectos

Definir la estrategia comunicativa es el primer paso que realizamos para dar marcha a un sinnúmero de procesos del quehacer proyectual, implementando medios análogos y digitales que tienen como objetivo concluir el proceso del concurso, desarrollando productos gráficos y escritos que expliquen concretamente las ideas que generaron el proyecto y su sostenibilidad en el tiempo, pero que también nos permiten corroborar el diseño de ámbitos, relaciones espaciales, detalles, materialidades, texturas y atmósferas.

Entonces, es en esta producción de la entrega en donde se materializan las ideas que los arquitectos desarrollamos durante los concursos o encargos, aunque el producto a entregar sean un par de paneles físicos que se convierten en el trofeo más codiciado por el equipo. Dichos paneles, sumados a otros productos como vídeos, memorias escritas, maquetas, presentaciones digitales, entre otros, se denominan en conjunto como la entrega del encargo. En esta etapa, es clave la capitalización del recurso humano, entender cuáles son los intereses y habilidades de cada miembro del equipo es determinante para direccionar estratégicamente la producción de cada entregable y así lograr mejores resultados, proceso que en paralelo potencia las habilidades de cada arquitecto y aporta a la consolidación de un lenguaje propio del equipo.

Cortesía de El Taller de Arquitectos
Cortesía de El Taller de Arquitectos

Finalmente, en el taller TA asumimos los concursos como encargos, partiendo de entender que hay diferentes clientes, analizamos e investigamos las demandas de cada uno para dar una respuesta global y, además, planteamos desde nuestra experiencia y experticia nuevas propuestas que sobrepasan dichos lineamientos, aquellas que consideramos que potencian y complementan el proyecto. Y es así, cómo hemos participado en la mayoría de concursos que se han lanzado a nivel nacional y algunos internacionales en los últimos años, con la intención de aprender de los diversos contextos y, más concretamente, aprender de los hábitats y las personas de cada lugar.

Este artículo ha sido enviado como aporte por parte de nuestra comunidad de arquitectas y arquitectos como uno de los pilares de nuestra misión. Si quieres enviarnos material editorial, alguna obra construida haz click en este link o simplemente contarnos cómo ArchDaily ha sido parte de tu crecimiento, aporta a nuestra misión en el siguiente link.

Galería de Imágenes

Ver todoMostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: El Taller de Arquitectos. "El Taller de Arquitectos: cómo abordar los concursos de arquitectura como encargos en Colombia" 16 sep 2020. ArchDaily México. Accedido el . <https://www.archdaily.mx/mx/944725/el-taller-de-arquitectos-como-abordar-los-concursos-de-arquitectura-como-encargos-en-colombia> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.