¿Por qué Francis Kéré ganó el Premio Pritzker 2022?

¿Por qué Francis Kéré ganó el Premio Pritzker 2022?
¿Por qué Francis Kéré ganó el Premio Pritzker 2022? - Imagen 2 de 8
Francis Kéré, ganador del Premio Pritzker 2022. Imagen © Lars Borges

El pasado martes 15 de marzo Francis Kéré se convirtió en el primer arquitecto africano en ganar el Premio Pritzker, el galardón de mayor importancia en el mundo de la arquitectura.

La elección de Kéré no solo es simbólica en una época de demandas identitarias, donde se exige a las instituciones que integran lo mainstream a representar de manera más fidedigna las realidades sociales, culturales y sexuales que integran nuestras sociedades, sino que también confirma el reciente giro del jurado del Premio Pritzker.

¿Por qué Francis Kéré ganó el Premio Pritzker 2022? - Imagen 3 de 8¿Por qué Francis Kéré ganó el Premio Pritzker 2022? - Imagen 4 de 8¿Por qué Francis Kéré ganó el Premio Pritzker 2022? - Imagen 6 de 8¿Por qué Francis Kéré ganó el Premio Pritzker 2022? - Imagen 7 de 8+ 8

Desde su primera edición en 1979 hasta la primera mitad de los años 90, el Pritzker fue generalmente entendido como un premio a la trayectoria (Philip Johnson, Oscar Niemeyer y Aldo Rossi, por nombrar algunos). Posteriormente mutó a la coronación definitiva de los starchitects (Norman Foster, Rem Koolhaas y Zaha Hadid, entre otros) y en la última década han resaltado los statements de compromiso social, con figuras menos mediáticas como Shigeru Ban (2014), Alejandro Aravena (2016), Lacaton & Vassal (2021) y obviamente el propio Kéré.

De Burkina Faso a Alemania y viceversa

¿Por qué Francis Kéré ganó el Premio Pritzker 2022? - Imagen 3 de 8
Escuela Primaria de Gando / Kéré Architecture. Imagen © Siméon Duchoud

La trayectoria profesional del fundador de Kéré Architecture está fuertemente moldeada por su propia biografía al punto que, por cómo ha sido cubierta la noticia por los medios, es necesario aclarar que el premio no es un galardón a la meritocracia ni una forma de satisfacer a las inquisidoras redes sociales, sino a una filosofía y principios arquitectónicos ciertamente influenciados por su biografía.

Nacido en 1965 en el poblado de Gando (Burkina Faso), Diébédo Francis Kéré es el hijo mayor del jefe de su comunidad y el primero en asistir al colegio. Gracias a dos becas en Alemania, pudo estudiar carpintería en 1985 y, diez años más tarde, estudiar arquitectura en la Technische Universität de Berlín.

A pesar de que comenzó a estudiar arquitectura a los 30 años, la trayectoria profesional de Kéré es particularmente rápida, y tal como lo ha descrito la crítica de arquitectura Anatxu Zabalbeascoa, representa fielmente el ejemplo de “un promotor que no ha sido inversor”. Así, mientras estudiaba arquitectura en la capital alemana, lanzó una fundación junto a algunos amigos —Schulbausteine fuer Gando (Ladrillos para Gando)— para financiar su primer proyecto: una escuela primaria en su pueblo natal.

En esta obra, Kéré, como se ve en sus posteriores proyectos construidos en África Occidental, entiende que su diseño es el resultado de conjugar necesidades básicas, presupuestos acotados, convencer a las comunidades de trabajar en equipo y una definición de sustentabilidad basada en revalorizar y adaptar las técnicas vernáculas de la comunidad para su propio beneficio. Eso sí, sin sacrificar la belleza propia de la arquitectura.

¿Por qué Francis Kéré ganó el Premio Pritzker 2022? - Imagen 4 de 8
Extensión de Escuela Primaria de Gando / Kéré Architecture. Imagen © Erik Jan Ouwerkerk

En el desarrollo de la escuela primaria, el conocimiento técnico de Kéré le permite valorar, adoptar y adaptar las técnicas constructivas locales: la estructura y el cielo se hacen con ladrillos híbridos de arcilla y barro para mejorar su rendimiento estructural. Son ladrillos baratos, fáciles de producir y de buen rendimiento térmico en un clima excesivamente cálido. Kéré también sabe que las lluvias dañan los ladrillos, así que sobredimensiona la cubierta de metal corrugado y la monta sobre un entramado metálico para que las salas de clases no absorban el calor retenido por la cubierta. Eso sí, Diébédo, conocedor de las costumbres de su pueblo, debe convencerles de que la arcilla es un material noble y no solo para pobres. Al mismo tiempo, capacita a los vecinos en vez de traer trabajadores calificados desde otros puntos de Burkina Faso: no solo abaratará costos, sino que también les entregará una llave para un futuro laboral mejor. 

Ese primer proyecto le valió el Aga Khan Award for Architecture en 2004 y los principios arquitectónicos allí aplicados serán su sello en posteriores obras en Burkina Faso, Mali y Mozambique, como el Centro de Arquitectura de la Tierra, el Comunidad residencial del río Benga y las sucesivas ampliaciones de su ópera prima.

Nada sobra

¿Por qué Francis Kéré ganó el Premio Pritzker 2022? - Imagen 5 de 8
Librería de la Escuela Primaria de Gando / Kéré Architecture. Imagen cortesía de Kéré Architecture

En contextos eminentemente rurales como en el de su país natal, Kéré entiende que sus obras también funcionan como faros urbanos que entregan cobijo, servicios y herramientas a la comunidad en entornos naturales donde nunca queda claro cuál es el límite entre el proyecto y el paisaje. Progresivamente, las soluciones técnicas de Kéré se sofistican a medida que pule la técnica como arquitecto (y promotor). Por ejemplo, en el diseño de la biblioteca del pueblo incorpora otro material subvalorado—el eucalipto— una madera usada entonces como leña, ya que sus raíces secan el suelo y su sombra no es muy eficiente; al mismo tiempo, usa potes de arcilla como moldes de claraboyas para asegurar luz natural y circulación del aire en el interior de la biblioteca.

En las obras de Kéré nada sobra, pero tampoco descarta de la ecuación el buen diseño que conmueve. Logra así un delicado equilibrio entre la reformulación de técnicas locales y un excelente diseño, evitando la romantización de la precariedad. De hecho, Kéré no plantea institucionalizar ni exportar globalmente la estética o las técnicas constructivas de su pueblo, sino que entiende que estos principios funcionan únicamente al lugar al cual pertenecen y que en su construcción puede transferir conocimiento, sin caer en la delirio de que los arquitectos y arquitectas deberían desaparecer para dar paso a una comunidad totalmente tecnificada.

¿Por qué Francis Kéré ganó el Premio Pritzker 2022? - Imagen 6 de 8
Serpentine Pavilion / Kéré Architecture. Imagen cortesía de Kéré Architecture

El salto a diseñar en Europa vino de la mano de la invitación a diseñar pabellones como el Vitra + Camper Store en Alemania, el Courtyard Village en Italia y, por supuesto, el Serpentine Pavilion de 2017 en Londres, el proyecto que le permite realmente alcanzar a un público global.

Los pabellones son una tipología de mayor valor simbólico que programático y, por ende, su diseño permite ejercicios más plásticos que de costumbre. Sin embargo, acá el desafío de Kéré es cómo —descartadas la escasez de recursos y la necesidad de trabajar con la comunidad y generar impacto social— trazar una respuesta sensata desde lo climático, lo sensorial y lo espacial. Así recurre a elementos de su tierra natal para crear una sombra tamizada como los cobogós, mientras la estructura del pabellón asemeja un árbol de la sabana que permite recolectar la lluvia —si hay en el verano londinense— para regar el parque.

Kéré le encuentra un propósito a algo que simplemente pudo ser un capricho estético. Y el jurado al premiarlo a él también premia a una forma de ejercer la arquitectura en distintas latitudes del mundo: la adaptación de las técnicas locales como una respuesta efectiva a la crisis climática y a la escasez de recursos. La sustentabilidad no es obtener el certificado LEED, sino cómo eyectar el calor de una sala de clases con ladrillos hechos in situ que permiten el efecto chimenea.

Cómo presentar nuestra cultura sin copiar otra

¿Por qué Francis Kéré ganó el Premio Pritzker 2022? - Imagen 7 de 8
Startup Lions Campus / Kéré Architecture. Imagen cortesía de Kéré Architecture

Los países pobres no cuentan con la influencia suficiente para moldear y presentar su propia cultura (o marca) ante el mundo, sino que quedan a merced de lo que entiendan las naciones ricas. Por eso, Kéré es consciente que "Occidente sabe cómo presentar su cultura. Todo está dominado por las imágenes producidas por ellos” y, por ende, su desafío es también crear un lenguaje arquitectónico local, uno de los tantos que pueden acuñar las arquitecturas africanas, sin caer en el estereotipo del villorío empobrecido o las máscaras tribales. De hecho, hay más lenguajes por construir en un continente de 1.216 millones de habitantes, delineado por alrededor de 50 países y habitado por una rica diversidad geográfica, cultural y étnica.

En ciertas latitudes de Latinoamérica, el trabajo de Kéré también hermana el auge de la denominada arquitectura social, donde la escasez de recursos y ausencia de Estado también se compensa con ingenio, revalorización de técnicas locales y trabajo cooperativo en zonas pobres y rurales. En ambos casos la arquitectura soluciona necesidades básicas a pequeña escala, pero también es peligroso creer que esa sea la única arquitectura posible en estas regiones, según visiones colonialistas y paternalistas (pero influyentes) del primer mundo.

Y tal como les sucede a estas arquitecturas de impacto social, el desafío es cómo seguir estos principios en escalas urbanas. Oficinas ecuatorianas como Natura Futura y Al Borde, dos ejemplos sólidos de estas filosofías, han dado el salto a la ciudad con éxito, mientras Kéré actualmente diseña la sede para las Asambleas Nacionales de Benin y Burkina Faso. En estas sedes legislativas, las ideas del ganador del Premio Pritzker 2022 serán puestas a prueba: una arquitectura que construye, pero como resultado de tantos otros procesos que detona; y una visión de utopía modesta, coincidiendo con los aires que soplan actualmente en el mundo: “Tenemos que pensar en grande, ser algo visionarios. Si lo haces, harás que la gente piense más allá".

¿Por qué Francis Kéré ganó el Premio Pritzker 2022? - Imagen 8 de 8
Orfanato Noomdo / Kéré Architecture. Imagen © Iwan Baan

Galería de Imágenes

Ver todoMostrar menos
Sobre este autor/a
Cita: Valencia, Nicolás. "¿Por qué Francis Kéré ganó el Premio Pritzker 2022?" [Why Francis Kéré Won the Pritzker Prize?] 21 mar 2022. ArchDaily México. Accedido el . <https://www.archdaily.mx/mx/978790/por-que-francis-kere-gano-el-premio-pritzker-2022> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.